Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.50 (1 Vote)

El mundo se tiñe de rojo y personas se convierten en números bajo el asedio de la pandemia del Coronavirus. En esta lucha, que nos compete a todos sin distinción, Cuba ha demostrado cual es la prioridad para el gobierno, el bienestar de su gente. Cada medida y paso adoptado ha sido pensando en salvar la vida y aunque cuestionables por el vecino de las 90 millas, que ni en tiempos de unidad se empeña en olvidarnos, el país ha repartido solidaridad por los pueblos.

Muchos son hoy los que se sacrifican para que otros se queden en casa, luchando con una pandemia mortal. Ellos han demostrado hoy cuan importante es su trabajo, el personal de salud, nuestros cuerpos de seguridad (PNR), los que aún trabajan para mantener la economía del país, personal del aeropuerto, aduaneros y todos aquellos que siguen en la primera línea para enfrentar el COVID-19.

Hace unos días, el crucero MS Braemar le fue permitido entrar a aguas cubanas, posteriormente un personal designado entre ellos 8 aduaneros hicieron posible el regreso de estos sueños a sus países. Valentía, puede ser una de las palabras que se asome a nuestras mentes cuando pensamos en este acto, sin embargo solo el amor lo permitió. Sus familias, amigos y todo los que aman a estos héroes hicieron al unísono el sacrificio. Estos aduaneros y el personal, atravesaron una cuarentena y hoy su salud se encuentra perfectamente.
Cuando todo pase estas historias de vida jamás serán borradas. Solo queda por decir GRACIAS!!!

Por: Noedys Rodríguez Candelario