Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Al cumplirse 205 años de su natalicio, Mariana Grajales, la madre de todos los cubanos, es recordada como símbolo de la mujer cubana de todos los tiempos, su recuerdo inmortal perdura de manera inquebrantable en las cubanas y los cubanos que hoy luchan y trabajan en tiempos de pandemia.

Más info en:https://192.168.31.109/sites/Intranet/


Es precisamente en la historia y la lucha por la independencia, donde Mariana trasciende hasta nuestros días, pues ella rompe con los cánones de su época y se convierte en protagonista de momentos cruciales de la vida de la familia y del proceso independentista cubano, en que su actuar realza su moral y su profundo patriotismo.
Si bien se ha demostrado que cuando estalla el proceso independentista ya los Maceo estaban involucrados en las conspiraciones, es ella la que toma la iniciativa y el mando en un momento crucial en la historia y los hace comprometerse con el proceso revolucionario.
De esos momentos tenemos que nutrir a nuestros jóvenes, de esas memorias tenemos que forjar el trabajo que hoy realizamos en la Aduana. Tenemos que estar comprometidos, “empinarnos” ante estos tiempos difíciles y hacer cumplir con rigor y patriotismo la política aduanera y tributaria para el tráfico internacional.
Mariana fue rectora en la formación y conducta moral y patriótica de sus hijos e incluso de su esposo. A pesar de sus años, de las dificultades que enfrentó en la manigua y la muerte de varios de los hijos y su esposo, se mantuvo firme, influyendo con su carácter y convicciones en el resto de las personas que la rodeaban para continuar la lucha. Mariana hoy vive entre los cubanos en el reflejo de esas mujeres fuertes, activas, que no se apartan ni se excluyen de los procesos, sino todo lo contrario, que se sienten con la fuerza y el derecho a opinar y hacer valer su criterio y su pensar; porque ese es el legado de Mariana Grajales: que los intereses de la Patria están por encima de los personales.


Elaborado por: Dianelis Graverán Ruiz
Comunicadora Institucional AAIJM