A LA SALIDA DEL PAÍS



Todo viajero puede llevar como parte de su equipaje a la salida del país sus efectos personales. Además puede llevar consigo:

 

  • Souvenirs o recuerdos de su estancia en el país.

 

  • Regalos cuya cantidad o naturaleza no denote un caracter comercial

 

  • Hasta 3 botellas de licor y 200 cigarrillos

 

  • Hasta cinco mil  (5000) USD o su equivalente en otras monedas libremente convertibles
 

No se autoriza la importación definitiva de vehículos de motor a personas naturales. Los turistas podrán importar temporalmente un vehículo de motor cumpliendo las disposiciones vigentes (ver más abajo).

El día 3 de enero de 2014 entró en vigor el Decreto No. 320, DE LA TRASMISIÓN DE LA PROPIEDAD DE VEHÍCULOS DE MOTOR, SU COMERCIALIZACIÓN E IMPORTACIÓN” el cual en su Capítulo V,  DE LA IMPORTACIÓN DE VEHÍCULOS DE MOTOR,  establece:

SECCIÓN PRIMERA
De la importación

ARTÍCULO 16.1.- Se autoriza la importación de vehículos de motor, carrocerías y motores solo a las personas jurídicas cubanas, previamente aprobadas por el Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, de acuerdo con los requisitos técnicos establecidos por el Ministerio del Transporte y la legislación vigente.

2.- Asimismo, pueden importar vehículos de motor las representaciones de las misiones diplomáticas, oficinas consulares y los organismos internacionales que estén acreditados en Cuba, así como su personal, de conformidad con los requisitos técnicos establecidos por el Ministerio del Transporte y las disposiciones legales vigentes.

3.- Se autoriza la importación de ciclomotores eléctricos a las personas naturales, de conformidad con las disposiciones legales vigentes.

ARTÍCULO 17.- Las personas naturales o jurídicas a que se refieren los apartados 1 y 2 del artículo anterior presentan ante la Aduana los documentos siguientes:

a) Documento que acredite la propiedad del vehículo de motor, donde conste la marca, modelo y su fecha de fabricación, y

b) la autorización de importación expedida por el Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera o por el Ministerio de Relaciones Exteriores, según proceda.

ARTÍCULO 18.- Los vehículos de motor importados por las misiones diplomáticas, oficinas consulares y los organismos internacionales que 31 de diciembre de 2013 estén acreditados en Cuba, así como por su personal, solo podrán ser donados o vendidos entre sí y al Estado cubano o reexportados, conforme a las disposiciones vigentes.

SECCIÓN SEGUNDA
De la importación temporal

ARTÍCULO 19.1.- Se autoriza la importación temporal de vehículos de motor a los turistas extranjeros en los términos y condiciones que establece la legislación vigente.

2.- Los vehículos de motor sujetos al régimen de importación temporal serán reexportados en el término concedido. La Aduana General de la República procede al decomiso del bien, a favor del Estado cubano ante el incumplimiento de esta condición.


 

Importación Temporal de vehículos por Turistas

Las personas que arriben a Cuba como turistas, podrán importar temporalmente, libre del pago de derechos de aduana, un vehículo automotor ligero, en los términos y condiciones siguientes:

  • La Aduana de Despacho autoriza el régimen por un término de hasta treinta (30) días, teniendo en cuenta el tiempo de visado.
  • La autorización se concederá de inmediato, a partir de que el turista presente: la visa, el pasaporte y los documentos del vehículo con el Conocimiento de Embarque o la Guía Aérea, según el caso
  • El turista está obligado a reexportar el vehículo dentro del término que se le haya concedido y siempre antes o en el momento en que abandone el país.

En el caso de los turistas que arriban a bordo de embarcaciones de recreo por las Marinas Turísticas:

  • La Aduana autoriza la importación temporal del vehículo por un término que no puede exceder de seis (6) meses. El vehículo debe venir a bordo de la embarcación
  • El Turista está obligado a reexportar el vehículo al vencimiento del término concedido (6 meses). Si vencido el término la embarcación continúa en la Marina, el vehículo debe permanecer a bordo y se considera reexportado.
  • Si el turista sale hacia el extranjero a bordo de la embarcación, el vehículo debe ser reexportado en todos los casos

 

Las autoridades veterinarias y fitosanitarias tienen la misión de establecer  las regulaciones que rigen la introducción a nuestro territorio de animales, plantas, productos y subproductos de origen animal y vegetal, así como productos biológicos y cualquier producto capaz de transmitir enfermedades de los animales y las plantas por lo que son las encargadas de inspeccionar y autorizar los animales y las plantas vivas, así como los productos que tengan este origen.


En las áreas aduanales en puertos y aeropuertos abiertos al tráfico internacional de viajeros y mercancías laboran funcionarios del Instituto de Medicina Veterinaria y del Centro Nacional de Sanidad Vegetal del Ministerio de la Agricultura que son los encargados de hacer cumplir estas regulaciones. 

Más información asi como las formas de contactar a estas autoridades en:http://www.sld.cu/sitios/med-veterinaria/verpost.php?blog=http://articulos.sld.cu/med-veterinaria&post_id=117&c=7816&tipo=2&idblog=159&p=1&n=dcq

 

Los alimentos están incluidos en la categoría de miscelaneas y como tal son tratados a los efectos de la valoración de los artículos importados por un viajero y del pago de los derechos de aduanas. Su valor formará parte del total máximo permitido como importación no comercial a los pasajeros.

Independientemente de lo anterior, los alimentos están sujetos a la inspección y control por parte de las autoridades fito-sanitarias de fronteras quienes aplican las disposiciones y regulaciones establecidas sobre la importación y exportación de animales y plantas, así como de alimentos de todo tipo. Puede obtener más informacion sobre este particular en su sitio web: http://www.sld.cu/sitios/med-veterinaria/temas.php?idv=20627

En muchos aeropuertos internacionales y algunos cruces de frontera, los procedimientos aduaneros para el control de los pasajeros que llegan al país y de sus pertenencias, se realizan mediante el sistema de Canal Verde y/o Canal Rojo.

Este procedimiento consiste en que los pasajeros que no tienen nada que declarar (libres de pago de impuestos aduanales) pueden pasar por el Canal Verde (sin control físico del equipaje) y los pasajeros con bienes a declarar (sujetos a pagos de impuestos aduanales o a permisos especiales) deben pasar por el Canal Rojo. Este es un sistema que puede ser elegido por el propio pasajero, o como sugerencia de los funcionarios de la Aduana.

Independientemente a lo anterior,  todos los pasajeros deberán llenar y entregar la Declaración de Aduanas


Utilizarán el Canal Rojo  los viajeros que:

  • Importen artículos que no sean sus efectos personales. Entendiéndose por éstos últimos todos aquellos de su propiedad que le sean necesarios durante el viaje, habida cuenta de los motivos del mismo y su duración, y que sean importados para su uso personal y no para el comercio o con destino a terceros.
  • Importen artículos regulados o prohibidos.
  • Importen artículos que no sean de su propiedad, entregados por terceros para residentes en Cuba.
  • Importen artículos que deban pagar derechos de aduanas.

Utilizarán el Canal Verde  los viajeros que:

Aquellos que solamente traen consigo sus efectos personales  y su equipaje acompañado no supere los 30 kgs. de misceláneas

Sin embargo, la Aduana podrá solicitar y/o efectuar el control físico a pasajeros que hayan escogido el canal verde y a sus equipajes cuando lo considere necesario.