En diferentes ocasiones, la Aduana cubana ha informado que los pasajeros no están autorizados a transportar consigo encomiendas para otras personas naturales o jurídicas. Asi mismo ha reiterado que el pasajero que sea portador de una encomienda, asume la responsabilidad administrativa y penal derivada de la naturaleza de su contenido y ha alertado sobre el peligro de importar paquetes o encomiendas de desconocido origen o procedencia, pues este es un mecanismo usado frecuentemente para introducir ilícitos en la Isla, incluyendo estupefacientes.

Puede obtener más información sobre el tema a través del plegable sobre el particullar elaborado por la AGR o de este trabajo, realizado por el periodista Lazaro Manuel Alonso, para el Noticiero Nacional de la TV cubana.