Con la finalidad de evitar molestias innecesarias y facilitar información a los pasajeros que viajan con destino a los Estados Unidos, la Aduana General de la República comunica nuevas prácticas puesta en vigor en la Enmienda de Emergencia emitida por la Administración de Seguridad del Transporte de los Estados Unidos (TSA), con el propósito de reforzar las disposiciones para mitigar los riesgos de Sustancias en Polvo.

Desde el día 24 de julio de 2018 la AGR ha puesto en vigor la nueva Enmienda de Emergencia emitida por la TSA para pasajeros que viajan hacia los Estados Unidos.

Las nuevas prácticas de Seguridad prohíben a los pasajeros que transporten en la cabina de la aeronave, contenedores con polvo (o similar) de 12 oz (350ml) o mayores con la excepción de:

Medicamentos en polvo con prescripción, fórmula de leche para bebes y restos humanos; de 12 oz (350ml) o más que estén en contenedores sellados. El contenedor debe ser inspeccionado por signos de alteración o manipulación.

Cualquier sustancia parecida a un polvo en un recipiente que muestre signos de manipulación, alteración o peso desproporcionado que no pueda resolverse, o un polvo que emita un olor irregular o inusual incompatible con el recipiente / envase deberá colocarse en el equipaje facturado y transportarse en la bodega de equipaje de la aeronave.Para los fines de esta Enmienda de emergencia, los polvos se describen como finas partículas secas producidas por la trituración o desintegración de una sustancia sólida (por ejemplo, harina, azúcar, café molido, especies, leche en polvo (como fórmula para bebés), y cosméticos).