Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)

Cuba refuerza sus medidas en frontera para identificar los posibles casos de infectados con el nuevo coronavirus COVID-19 a raíz de la confirmación de los tres primeros casos en la Mayor de las Antillas. Según comentó a la prensa Jorge Luis Bubaire, jefe de la Aduana en el Aeropuerto Internacional José Martí, como parte de la estrategia para hacer frente a la crisis sanitaria mundial se han aplicado medidas organizativas, de preparación y control, de manera coordinada con el Ministerio de Salud Pública y Migración.

Indicó que se ha insistido mucho en la capacitación y en la necesidad de cumplir con disciplina y rigor las medidas propuestas en el Plan Nacional de Prevención y Control, y que para ello todo el personal de la Aduana cuenta con el equipamiento de protección y la preparación necesarias.

Comentó que se garantizó que en todos los baños del aeropuerto exista el gel o el hipoclorito de sodio, para lograr una desinfección permanente, pues se trata de oficiales que constantemente tienen contacto con el público y sus equipajes.

Bubaire dijo que una herramienta muy importante es el circuito cerrado de televisión, que permite supervisar de manera directa el tránsito de pasajeros y esbozar una ruta clara de aquellos contactos que ha tenido cualquier viajero que sea sospechoso de la enfermedad.

Ilustró que en el aeropuerto hay un plan de emergencia, y que cuando se identifica a un pasajero con sintomatología propia de la enfermedad, inmediatamente el capitán se comunica con la torre de control y el puesto de mando, y se informa de manera automática a todas las autoridades competentes para que jueguen el papel que les corresponde.

Se han estudiado los horarios con mayor concentración de público, y en estos se ha reforzado el personal, aseguró, y recordó que se trata de un plan dinámico, que se ajusta en dependencia de las condiciones.

Todos los días, en horas de la mañana, se analizan los arribos y salidas previstos, y se identifican los vuelos de mayor riesgo, lo cual permite tomar las medidas pertinentes, manifestó.

Dijo que aunque ahora la principal misión de la Aduana es impedir la entrada de más casos a Cuba, no descuida otras importantes funciones, como la de controlar que no accedan a la Isla drogas y otros materiales dañinos a la seguridad nacional.

Mencionó que en un día arriban por la Terminal 3 unos 30, 40 vuelos de alto porte, con un número importante de pasajeros, y en la 2, unos 20 aviones, y que los principales países emisores son Italia, Francia, España y Alemania, precisamente las naciones de Europa con mayor número de contagios del COVID-19.

Al respecto, anunció que por el momento no se piensa hacer cierre de fronteras, ni limitar la entrada de determinados turistas a la Isla, ni disminuir la cantidad de vuelos, pero que sí se profundiza la supervisión en los pasajeros que provienen de los países con mayor incidencia del coronavirus.

Un recorrido por la Terminal 3 pudo constatar que todo el personal de la Aduana está equipado con nasobucos –que se cambian cada tres horas- y guantes –que se desechan luego de recibir a los pasajeros de cada vuelo-, y que los baños cuentan con la solución de hipoclorito de sodio para garantizar el lavado frecuente de las manos.

Al entrar a Cuba, los viajeros son entrevistados por un médico o enfermera, quienes preguntan por el lugar de procedencia, si tuvieron contacto con alguna persona enferma, si presentan síntomas como fiebre, tos, vómito, se les toma la temperatura, y se les indica que ante cualquier señal acuda al médico de la familia.

El doctor Lautaro Fuentes, jefe del equipo médico que trabaja en el aeropuerto José Martí, informó a la Agencia Cubana de Noticias que a cada visitante se le hace la boleta roja, una especie de ficha con los datos más importantes, en la cual se especifican los nombres, apellidos, nacionalidad, el tiempo de permanencia en Cuba y el lugar donde se alojará.

Las boletas son llevadas a la dirección de salud, procesadas y enviadas a cada área de salud, donde se les da seguimiento por los médicos de la atención primaria, explicó.

Acotó que hasta el momento de la entrevista hoy, nadie se había presentado con síntomas de infección respiratoria, pero que en el caso de que se detectara, se activaría el sistema integrado, el paciente sería aislado y trasladado al Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK).

Significó, además, que los pasajeros que provienen de China, Italia, España, Francia, Japón, Corea, Alemania y Estados Unidos, son atendidos de manera priorizada, aunque en general todos los visitantes que llegan son entrevistados.

De acuerdo con la fuente, medidas frecuentes para prevenir el contagio son el lavado sistemático de las manos, usar los medios de protección, no tocarse los ojos, la cara, tratar de mantener la distancia de los pasajeros y evitar el saludo directo.

La enfermera Indira Domínguez señaló que aplicar la encuesta facilita el trabajo, pues esa visualización de la persona es importante para poder identificar los síntomas, y que aunque puedan sentirse un poco asustados, por estar en la primera línea frente a un posible contagiado, mantienen la adrenalina en alto para poder realizar su trabajo y ayudar a que la situación no se propague.

“Ojalá que todo el mundo tome conciencia y entienda que esto no es solo un problema de salud pública, sino del pueblo, que debe ser asumido con responsabilidad, disciplina y mucha sensibilidad”, enfatizó.

La documentalista Lizzette Vila, directora del Proyecto Palomas, es una de las personas que arribaron a la Isla hoy, y en declaraciones a la ACN aseguró que esta respuesta al coronavirus encierra la esencia del proyecto de salud cubano, que se hacen preguntas puntuales, entendibles, y de una manera muy amable.

Floricela Ruiz, turista mexicana, se mantiene bien actualizada en cuanto a la situación mundial del COVID-19, le parece muy bien que se hagan preguntas a su llegada a Cuba, e incluso sacó un seguro médico; mientras, el argentino Roberto Masú, primera vez que visita la Isla, respondió gustoso el cuestionario de salud y espera tener una buena estancia.

Más info en:

http://www.acn.cu/cuba/62036-cuba-refuerza-sus-medidas-en-frontera-ante-el-covid-19

http://www.trabajadores.cu/20200312/refuerzan-vigilancia-sanitaria-en-los-aeropuertos/