Quiénes somos

Somos un órgano estatal de control en frontera, que controla, facilita y fiscaliza el tráfico internacional de mercancías, viajeros y postal; protege la sociedad socialista, la economía nacional y el medio ambiente; detecta y enfrenta el fraude y el contrabando; recauda por los derechos arancelarios y propicia la seguridad nacional y de los vuelos internacionales.

Nuestra historia

Órgano Central

El periodo abarca desde el primero de enero de 1959 hasta la actualidad; en 1961 se declara el carácter socialista de la Revolución triunfante; en 1963 se produce la promulgación de las primeras normas legislativas con carácter socialista. Así inicia el proceso de transformación de la esencia y el rol de la aduana en la sociedad cubana; ella se transformó de una aduana defensora de la clase dominante a una aduana al servicio del pueblo y la nación. Asume el carácter socialista y defiende los intereses de la sociedad socialista. En este periodo la institución se convierte en una aduana del pueblo y para el pueblo, transparente y limpia de todos los vestigios y rezagos de la sociedad capitalista.

 

Aduana Neocolonial

El periodo comienza con la Intervención norteamericana de 1898, a partir de entonces la aduana responde a los intereses del imperialismo norteamericano, de los gobiernos de turno y finalmente de una una dictadura militar cruenta; la institución era ocupada por personajes y aduaneros corruptos y obedientes al dictador; la actividad aduanera era fuente de enriquecimiento, contrabando, tráfico de drogas y muchos otros ilícitos aduaneros, todo estos se mantuvo por 60 años. Termina con el Triunfo de la Revolución Cubana el 1o de Enero de 1959, liderada por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Aduana Colonial

En el periodo colonial la aduana respondía a los intereses de los reyes de España, se inicia con el descubrimiento, la conquista y colonización de la Isla. Luego llegaron las primeras actividades, impuestos y los oficiales del rey de la Casa de Contratación de Sevilla; la Intendencia de Hacienda con sus respectivos Intendentes; habilitación de los puertos para el comercio; creación de las aduanas cabeceras, inicio de las luchas por la Independencia Nacional y termina este periodo a los 406 años de historia, con la Intervención Norteamericana de 1898.